La realidad sobre los productos de superposición en accesibilidad web

La realidad sobre los productos de superposición en accesibilidad web

Cómo ya comentamos en nuestra entrada sobre las directrices de accesibilidad para el contenido web «las normas de accesibilidad web han sido redactadas de forma que su cumplimiento puede ser comprobado de manera objetiva por expertos» pues «la mayoría requieren del criterio humano para determinar si la directriz se ha cumplido o no con éxito». Es decir, que la accesibilidad web no se puede automatizar, al menos no por el momento.
 
A pesar de esto hay muchas empresas que comercializan productos que afirman solucionar de manera automática los problemas de accesibilidad de las páginas web de sus clientes aplicando una capa de accesibilidad a la web. Son los denominados productos de superposición ¿Cómo lo hacen? ¿Es cierto que se puede cumplir la normativa de accesibilidad con la superposición?
 
¿Qué son los productos de superposición en accesibilidad?
 
La superposición (overlay en inglés) es un término que se utiliza para hablar de las tecnologías que buscan mejorar la accesibilidad de un sitio web aplicando un código fuente de terceros (normalmente JavaScript) que efectua mejoras en el código de la parte visible (front-end) del sitio web.
 
A finales de los 90, productos como Readspeaker y Browseloud, proporcionaban a los sitios web la capacidad de conversión de texto a voz. Más tarde aparecerían otros productos en el mercado con más funciones como la modificación por parte del usuario del tamaño y el color de la fuente para hacer la web más legible. Los productos de superposición más modernos escanean el código del sitio web e intentan repararlo de manera automática para que los usuarios con discapacidad puedan utilizarlo.
 
 
Los “widgets” de los productos de superposición
 
Algunos productos de superposición contienen widgets. Los widgets son aplicaciones que se insertan en la web y dan acceso, en los productos de superposición, a toda una serie de controles que permiten modificar la forma en la que se presenta el sitio web en el que se incorporan. Dependiendo del producto de superposición esas modificaciones pueden ir desde cambiar el contraste de la página o ampliar el tamaño del texto hasta realizar cualquier otro cambio que permita mejorar la experiencia del usuario con discapacidad.
 
Visto así los widgets parecen muy beneficiosos y hasta deseables, pero la realidad es bien distinta. Los usuarios a los que estos productos pretenden ayudar ya disponen de las funciones que necesitan en su ordenador, bien como función ya incorporada o como software que el usuario ya está utilizando para acceder a internet y a otras aplicaciones.
 
La mayoría de los widgets no permiten acceder a todo el contenido de la web, muchos son inaccesibles o se convierten en trampas para el usuario que navega con el teclado. Es decir, aquellos usuarios a los que supuestamente van dirigidas las funciones del producto de superposición, no tendrían acceso a contenidos de la web o simplemente no podrían utilizarlo.
 
Los widgets de superposición no son útiles a los usuarios y pensar lo contrario es un error. Si las funciones del widget fuesen realmente necesarias para los usuarios con discapacidad, estos usuarios también las necesitarían en las demás páginas web con las que interactúan y, sin embargo, los datos demuestran que la experiencia es mejor en aquellas páginas que no tienen widget. Los widgets son, en el mejor de los casos, redundantes e innecesarios.
 
Reparación automatizada del código
 
Algunos productos de superposición están enfocados en la realización de reparaciones en el código de las páginas web para mejorar la accesibilidad. Estas reparaciones se aplican cuando la página se carga en el navegador del usuario.
 
La industria reconoce que apenas el 30% de los problemas de accesibilidad puede ser detectado con un análisis del código por lo que alrededor de un 70% de los problemas de accesibilidad no pueden ser detectados por esta vía. Es decir, que el 70% de los problemas de accesibilidad no pueden ser reparados por una superposición, pues no se pueden reparar los errores que no se puede detectar.
 
De los que se pueden reparar por la superposición hay ciertas limitaciones causadas por una serie de factores, como se apunta en la página de hechos de las superposiciones y que aquí resumimos:
 
- No se pueden automatizar de manera fiable las alternativas en texto de las imágenes.
- No se puede automatizar de manera fiable la reparación de las etiquetas de los campos, ni la gestión y manejo de los errores, ni el enfoque en los formularios.
- No se puede automatizar de manera fiable la reparación del acceso con teclado.
- Las interfaces de usuario modernas, basadas en componentes, pueden cambiar el estado de toda la página o parte de ella independientemente de la superposición, lo que hace que no pueda corregir esos cambios en el contenido.
- Las reparaciones en la página pueden ralentizar los tiempos de carga de la página o provocar cambios inesperados en la página a los usuarios que utilizan tecnología de asistencia
 
Además de lo anterior, las superposiciones no reparan el contenido que está en Java, PDF, HTML5 Canvas, SVG, Silverlight, Flash y archivos multimedia.
 
Superposición y el cumplimiento de la normativa de accesibilidad
 
Cómo hemos visto en el apartado anterior el 70% de los problemas de accesibilidad no pueden ser detectados por los productos de superposición, lo que hace imposible que una página web que utilice la superposición para se accesible pueda cumplir con la normativa de accesibilidad.
 
Los proveedores de productos de superposición afirman que el uso de su producto hace que la página web cumpla con los estándares de accesibilidad WCAG 2.x, y de las leyes que exigen el cumplimiento de esos estándares.
 
Para cumplir con WCAG 2.0, se deben cumplir con todos los Criterios de éxito, es decir, que en la página web no puede haber contenido que vulnere los Criterios de éxito. La incapacidad documentada de estos productos para reparar todos los problemas posibles, pues sólo detectan el 30% de los errores de accesibilidad, revela que no pueden lograr que los sitios web cumplan con los estándares ni las normativas de accesibilidad. De hecho, ya han comenzado las demandas judiciales contra las empresas que utilizan la superposición para resolver sus problemas de accesibilidad.
 
Ningún producto de superposición en el mercado puede lograr que un sitio web cumpla con los estándares de accesibilidad existentes y, por lo tanto, no puede eliminar el riesgo legal del cliente que lo ha adquirido.
 
 
Superposición y la privacidad de los usuarios
 
Hay superposiciones que, de manera automática, habilitan configuraciones al detectar que se está ejecutando algún tipo de tecnología de asistencia en el dispositivo. Esto identifica que la persona que está utilizando el dispositivo tiene alguna discapacidad. En casos, como los de usuarios de lectores de pantalla donde la mayoría de los usuarios son ciegos o tienen problemas de visión, se están revelando detalles sobre la naturaleza de su discapacidad. Al igual que la edad, el origen étnico o la orientación sexual, la discapacidad de una persona es información privada y confidencial. Son datos que requieren el consentimiento informado de la persona a la que pertenecen.
 
Hay algunas superposiciones que conservan información sobre la configuración del usuario y que la activa automáticamente en otros sitios que utilizan la misma superposición. El problema es que el usuario nunca dio su consentimiento para ser rastreado ni tampoco se le dio la opción de rechazar el seguimiento. Esto genera una vulneración del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR).
 
Además, el cliente debe proporcionar acceso al código de su página de inicio al proveedor de la superposición para que introduzca en él la llamada a su herramienta. Lo que significa que la seguridad y el rendimiento de la página web del cliente estará directamente relacionado con la seguridad y el rendimiento del sitio del proveedor de la superposición. Eso quiere decir que en el caso de que la superposición fuese hackeada el sitio web del cliente podría resultar dañado y, en el caso de que el rendimiento de la superposición se ralentizase, el rendimiento del sitio web del cliente también se verá  ralentizado.
 
Conclusión
 
Lograr la accesibilidad en la Web es un gran desafío, tanto para los propietarios de las páginas web como para los usuarios de esos sitios web. En el caso de las superposiciones, especialmente aquellas que intentan agregar widgets que presentan características de asistencia, se le está dando la espalda a este reto.
 
El marketing empleado por algunos proveedores de productos de superposición, que prometen que la implementación de su producto hará que las páginas web de sus clientes cumplan de inmediato con las leyes y estándares de accesibilidad, es falaz y nocivo.
 
La ineficacia de los productos de superposición es algo que tiene un amplio consenso entre los profesionales de la accesibilidad, según la encuesta WebAIM de profesionales de la accesibilidad web la gran mayoría, el 67%, de los encuestados, califica estas herramientas como nada o muy poco efectivas. Los encuestados con discapacidad fueron incluso más críticos: el 72% califica estas herramientas como nada o muy poco efectivas, y solo el 2.4% las calificó como muy efectivas.
 
Muchos defensores y portavoces de la accesibilidad han alzado su voz contra estos productos de superposición y sus falsas promesas de accesibilidad. Entre ellos Haben Girma, abogada y primera persona sordociega en licenciarse en derecho por la Universidad de Harvard. En este vídeo Haben habla de estos productos y explica el por qué se deben evitar.
 
Si quieres que tu página web sea realmente accesible e inclusiva, si quieres que todo el mundo pueda navegar en tu página y que cumpla de verdad con las normas de accesibilidad, evita los productos que superponen una capa de accesibilidad. Son innecesarios, problemáticos y no harán tu página web accesible.
 
La accesibilidad web se logra en el momento en el que un sitio web es accesible al mayor número posible de usuarios y cumple los estándares y normas de accesibilidad. Sin ningún tipo de discriminación en el acceso, como la generada por los widgets de superposición. Para lograr la accesibilidad real necesitas ponerte en manos de expertos certificados en accesibilidad web como los que formamos parte de la familia de Glocal Quality Solutions.
 
Glocal Quality Solutions: «Ayudamos a nuestros clientes a construir un mundo mejor».
 
 
Bibliografía:
 
- Byrne-Haber, Sheri (2020). Las superposiciones no son la solución a tu problema de accesibilidad (Overlays are not the solution to your accessibility problem). sheribyrnehaber.medium.com
- Glaser, April (2021). Blind people, advocates slam company claiming to make websites ADA compliant. nbcnews.com
- Glocal Quality Solutions (2021). Las Directrices de Accesibilidad de Contenido Web (WCAG). glocalqs.com
- Groves, Karl (2021). Ficha informativa sobre las superposiciones (Overlay Fact Sheet). overlayfactsheet.com
- Instituto de Investigación, Políticas y Prácticas para la Discapacidad (2021). Encuesta a profesionales de la accesibilidad web. Superposición, efectividad, plugin y widgets (Survey of Web Accessibility Practitioners. Overlay, Plugin, Widget Effectiveness) . webaim.org
- Rivenburgh, Kris (2020). La muerte de las superposiciones (The Death of Accessibility Overlays). krisrivenburgh.medium.com
- Roselli, Adrian (2020). #accessiBe (empresa de productos de superposición) hará que te denuncien (#accessiBe Will Get You Sued). adrianroselli.com
- W3C (WAI). WCAG 2.0. Entender el Cumplimiento (Understanding Conformance). w3.org